No tan cuentos ...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No tan cuentos ...

Mensaje  Ademar Diaz el Jue Abr 24, 2008 9:24 pm

Julio Dominguez es un poeta del oeste pampeano . En 1948 llega a la capital provincial con sus sueños de lograr su cometido al cual soñaba allá en sus pagos. Escribir ,componer y interpretar sus propias obras.
Nació en Algarrobo del Águila el 20 de diciembre de 1933. Artista popular desde su origen, formación y desde el modo que ha elegido para expresar y reelaborar la tradición poético-musical a la que pertenece. Por eso su obra tiene acentos regionales auténticos y un tono de dignidad y de valoración de esa misma región.
Entre sus obras se destacan: "Tríptico para el Oeste", "Canto al Bardino", "Rastro Bardino", "A Orillas de Santa Rosa", "Comarca", en tanto que otros muchos poemas aguardan, aún inéditos. Su creación trasciende el rubro "poesía" para proyectarse en la música, en los medios de comunicación y en la escuela porque "La Chilquita" y "Milonga Baya" son como banderas identificatorias de un paisaje, de un canto y están ya en la savia que alimenta nuestra pampeanidad. Unas de sus últimas ediciónes es "No tan cuentos. Cuentos y relatos de La Pampa" (2004).
Muchas veces se ha destacado la agudeza observadora que caracteriza al hombre hostil y aislado. ¿Por qué Julio Dominguez iba a ser la excepción? ¿Porque hoy es habitante de ciudad? .En su extensa trayectoria poética y la vigencia de cada uno de sus versos , ha demostrado que conserva intacta en su interior toda esa riqueza que el medio ambiente le dio durante lso primeros años de vida ,allá , por "Puerta Grande" , cerca de las estribaciones del Cerro Colón.
"Si alguno se cree cantor
que obedezca a su región,
de no, habrá equivocación
cuando se hable de cantares:
se confundirán lugares,
habrá un olvido en la puerta,
habrá entonces cosas muertas
y después lamentaciones.
No han de morir mis canciones
Porque son cosas muy ciertas".

(…)

("Para Volver" (estilo). Publicado en el libro Rastro Bardino)

Julio tenia el andar cansino, gestos suaves y ceremoniosos, hablar cortito y pausado… reflejó en sus versos el destino del paisano del oeste, golpeado por los meandros del Río Atuel y el filo de la barda, por los jagüeles y por las huellas y también por el canto de las tantas calandrias que se confundieron en "las cuerdas celestes de su guitarra".
Su Milonga Baya, se convirtió en una de las obras más emblemáticas de la poesía pampeana, cantada en las escuelas de todo el territorio como uno de los "himnos" representativos de la provincia de La Pampa.
Muchas Veces ma habia fascinado la profundidad de su poesía dedicada a Chical Có , a la barda , y a los hombres y mujeres que habitan el Oeste Pampeano; esa pincelada impresionista de la comarca , del pago chico que lo vio nacer; pero en el desarrollo de su prosa sin duda alguna alcanzó la calidad necesaria para reproducir,con esa agudeza obsevadora que decia al principio , dialogos y situciaones que , en su parquedad , sus giros , y la visión de cada uno de los personajes, reflejan ajustadamente las costumbres y las formas de vida de una región que recien se comenzó a difundir en las letras pampeanas a partir de la decáda del "50.
Su prólogo en su libro le dice a su amigo; "Escribí unos cuentos , que no son tan cuentos, y me gustaria escuchar tú opinión"...
Por eso amigo lector de este foro , parafraseando pretendo que se sorprendan y lo vivan de la misma manera que lo hice una y otra vez a medida que avanza en el contenido del cuento y que la sentencia del autor se cumpla
Muchas Gracias!!
Catato Diaz
Cronista del Folklore
La Jugada
Sepulveda había estado jugando toda la noche a la liga en El Centinela, uno delos últimos parajes al Oeste de la Pampa . Sus rivales habían llegado de distintos lugares; Eugenio Corvalán de San Rafael, cuya confianza estaba avalada en la habilidad para el naipe y el cuchillo , que definía las ganancias cuando la suerte del taura no lo favorecia; Raúl Escobar , oriundo de Catriel , jockey de cuadreras, que le habían ocasionado un problema con Sepulveda ,en una carrera que Escoabar cambió de amno el rebenque perjudicando al otro caballo casi al llegar a la raya, motivo por el que le hizo perder el evento en el que Sepulveda como siempre , habia jugado mucho dinero; y el cuarto era una hacendado cercano a Victorica, que jugaba porque tenia dinero , pero muy en desventaja y habilidad al de sus rivales, su nombre , Candido Ferrari.
La noche transcurría con uan tranquilidad bíblica ,como son las noches en el Oeste. El rocío mojó el pasto que devoraban lso caballos con avidez. el Cuidador era un muchacho de unos dieciocho años, que además , era cebador de mates-Usté mocito de lo que pas esta noche aqui , no vio ni oyó nada. ¿Entendió?..Porque si no , éste se ocupa de lso que hablan- dijo señalando un 38 largo. -Sí señor Sepulveda -constestó el muchacho.
Como a las cuatro de la mañana, Escobar y Corvalán dejaron de jugar, se habian quedado sin dinero. Ferrari y Sépulveda estaban casi igual , unos diez mil pesos cada uno.
Sepúlveda era mano . Pidió cartas y abrió con cincuenta fichas. Ferrari se declaró servido diciendo:
-Visto y cien más
-Visto y me juego el resto-constestó Sepúlveda.
Aceptó Ferrari Diciendo:
-Usted es mano
-Rey y dos caballos.
-Tres reyes -Constestó Ferrari.
La jugada salió tal cual habia planeado Sepúlveda. Dejarse ganar.
-Lo felicito Ferrari , me ha ganado y en buena ley...¿Me va a dar el desquite?
-Cuando guste -Constestó Ferrari
-Sí , pero a la taba-dijo Sepúlveda.
-¡ Como no!...Elija el lugar y fecha.
-Elija usted que es el perderor.
-El catorce de septiembre en La Pastoril-dijo Sepúlveda.
-En La Pastoril hay mucha arena-dijo Ferrari-,¿Que le parece en Paso de losAlgarrobos? Hay tierra negra.
-Pactado.
-Ponga usted las condiciones-dijo Ferrari
-Cinco tiros cada uno , Ocho pasos,de vuelta y media , sin queso, dos rayeros.
-Trato Hecho.¿Por cuanto?-preguntó Ferrari
-Por trecientos mil pesos- dijo Sepúlveda -,a depositar una semana antes.
-No tengo ese dinero-constestó Ferrari.
-Bueno , estamos entre gente conocida,nos vamos a entender.
-Tengo doscientos mil en efectivo,el campo y una camioneta Ford recién asentada.
-Tal vez que con eso cubra -dijo Sepúlveda -,pero vaya a Vicar Ganadera en Victorica que la tasen. A mí me gustan las cosas claritas Ferrari.
Se despidieron los jugadores siendo ya las diez. Cada uno con su laberinto interior y su realidad,dificil de imaginar para el que no está en el peligroso mundo del jugador.
Sepúlveda viajó ese fin de semana a General Alvear , al barrio El Pacifico, tres cuadras barrosas,casa de chapa , una puerta grande bien asegurada por dentro.
Dio cuatro golpes espaciados en dos pausas. Abrió la puestra Evaristo Peralta, el clavador de más fama en el Sur de Mendoza.
-Como andan sus cosas amigo Peralta-preguntó el recién llegado.
-Mal don Sepúlveda, No pego una nii prendiéndole velas a Bairoletto.
-No se preocupe,para eso están los amigos ,para cuando se los necesita.
Vengo a ofrecerle una changa para el catorce de septiembre . Tiene que clavar cinco tiros al hilo, no habrá queso, es tierra negra y los rayeros se ocuparán de preparar la cancha.
-Catorce de septiembre - dijo Peralta-, dia de yeta. No olvide que es fecha que mataron a Bairoletto.
-No piense en eso ahora. Además no es cosa de vida o muerte echar cinco clavadas. Usted me ha hecho ganar mucha plata Peralta, así que vaya diciendo cuánto precisa por ahora ,le pagaré en doble que en Malargúe.
-Déjeme quinientos pesos para los vicios y algo de ropa para lapatrona.
- El catorce a las siete de la mañana pasaré a buscarlo, - Que nos vaya bien don Sepúlveda.
Peralta se quedó cavilando: -El finado Juan no me podia fallar.
En Santa Isabel se anunciaba el cumpleaños de uno de los Badal para el catorce de septiembre. El comisario dijo que andaba ocupado , que no podia concurrir. Muy pocos sabían el verdadero motivo del supuesto cumpleaños. Uno era Amir Sol , muy amigo de Sepúlveda , al que le habia dicho;
-No jugués mucho "Turco".
-Y vos,cuando perdiste ? zorro viejo!
A las trece del día catorce se almorzó y enseguida comenzó el baile. Unas quince personas se dirigieron a la cancha.
Ferrari iba charlando con Saturnino Vallejos, que era su tirador.
- No habrás andado chupando estos días?!
-Para nada patrón.
- Peralta es más peligroso que cruzar el Salado crecido.
Tiraron la moneda. Le tocó comenzar a Peralta. Delgado y alto, no doblaba las rodillas para tirar. Nunca miraba a los espectadores. No bebia , no iba a los bailes, en su casa cuando se ejercitaba , se dedicaba a trenzar sogas. Su mujer le daba masajes con grasa de víbora. Puntualmente en el brazo izquierdo, porque era zurdo para tirar.
Saturnino Vallejos , bastante más jóven , era farrista y cambiaba de mujer seguido. En recado y joyas tenia un platal que habia ganado jugando. De escasa estatuta, flexionaba las piernas para tirar. Nunca lo vieron errar una clavada. Tenía una cicatriz en un brazo , recuerdo de una vez ganó con una taba calzada.
Se produjo un gran silencio. Peralta dio con la taba una vuelta y media en el aire, la recibió con la palma , la paso por el revés y mirando al cielo,largó...Un golpe seco se oyó.
-¡Clavada,señores! -dijo el rayero.
Vallejos la tuvo en la mano como calculando el peso,acarició el metal como a una paloma dormida,y largó...
-¡Clavada,señores!-dijo el rayero.
Así fueron hasta el cuarto tiro.
-Quinto , y último tiro,señores- dijieron los rayeros haciendo una pausa de más de dos minutos.
Último tiro para Peralta,que volvió a repetir la ceremonia inicial. La taba cayó como pájaro en picada. Se escuchó un "tac"...La dejó "muda".
"Que le saquen una foto" -dijo uno en voz baja.
-Último tiro señores, de haber empate,tras breve descanso se jugarán cinco tiros más.
Vallejos se sopló las manos con el aliento, esto se lo habia enseñado un viejo jugador de Olavarria: "el aliento de fuerza en el alma" , le habia dicho. Giró la taba dos veces en la mano, y largó...
"¡Cla...fueron a decir, cuando la taba sedio vuelta.
-Lo felicito Sepúlveda-dijo Ferrari-. Nunca había visto un clavador así.
-Los papeles los haremos en Victorica ante escribano. Ya le dije Ferrari,a mí me gustan las cosas claritas como el manantial de Puelén, para eso estamos entre gente decente.
Peralta cobró esa misma tarde y partió para Alvear. El día cuince, con un clima primaveral lo esperaba su señora con el mate listo. La miró diciéndole;
-Me fue bien.
-Ya lo sabia. No podía fallar Juan. pedí las velas fiadas en lo de Perfumo. Al anocher iremos al cementerio...

Catato Diaz
Cronista del Folklore
www.lapampeanita.com.ar
PD) En una estirada mas seguimos con la jugada 2,3 y 4.

Ademar Diaz

Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.